La realidad de los trabajo creativos de hoy en día

La realidad de los trabajo creativos de hoy en día

videografo

Gracias al gran boom que han dado las pantallas de nuestras casas (Internet, Netflix…) cada día los guionistas, los directores de cine, los videógrafos e incluso los emprendedores de startups pasan por procesos mentales, creativos… que en algunos casos les ayudan y en otros les complican la vida sin saberlo.

Ser un buen videografo no implica estar siempre motivado o  siempre creando en el mundo de las ideas, en muchas ocasiones (como cualquier humano) arrastramos comportamientos aprendidos (habilidades) que en realidad se convierten en errores y que no le hacen ningún favor a nuestro talento.

En gran parte el éxito profesional también depende de saber gestionar y potenciar las habilidades que nos ayudan y a saber distinguir cuales no solamente no están ligados al crecimiento profesional ni al talento sino que lo disminuyen.

Por ello en este post hemos pensado en contarte cuales son los hábitos que a nuestro parecer todo creativo y artista debería detectar y eliminar de su mente para acelerar su crecimiento profesional.

 

1. Prohibido pensar en “no tengo tiempo”

¿Quién de nosotros no ha dicho esta famosa frase en algún momento de su vida? En realidad si nos lo hubiésemos propuesto seguramente hubiésemos sacado más de cinco minutos para hacerlo.

Para conseguir tiempo solamente necesitamos dos cosas, voluntad y orden. En realidad, cuando usamos esta frase es porque realmente no nos encontramos motivados para hacer lo que se supone que debemos, y la falta de tiempo es la excusa perfecta para seguir dentro de nuestra zona de confort.

¿Qué hacer? Estudia realmente tus hábitos diarios, y cuanto tiempo inviertes en cada actividad (cuánto tiempo “pierdes” en redes sociales, twitter, facebook…) o cuantas horas al día dedicas en actividades que no están ayudando a que tu carrera profesional crezca.

Así, si eliminamos estas horas e introducimos algo que nos sea realmente productivo ya tendremos nuestro planing hecho,  solamente quedaría cumplirlo.

 

2. No saber manejar ni focalizar tu atención

La atención es lo más parecido a un músculo que tenemos, cuanto más la entrenemos mejor la manejaremos.

Es muy normal ver que las mentes de los creativos se encuentren casi constantemente abstraídas del mundo real, suelen ser las menos constantes y las que se distraen con mayor facilidad.

Sí que es cierto que las mejores cosas vienen cuando dejamos volar nuestras mentes,  pero también si que es cierto  que cuando estamos frente a otras personas, en reuniones o charlas  no es el momento indicado para que nuestra mente se vaya.

No ya porque sea una falta de respeto, sino porque seguramente nos perdamos información que nos puede ayudar en nuestro proceso creativo. Por eso te recomendamos que siempre estés atento como oyente activo, ofrece feedbacks, pregunta y analiza en tu provecho toda la información. Quién sabe, igual de algo irrelevante surja una gran idea.

 

3. Ignorar consejos e ideas

Es algo que por desgracia, suele pasar mucho en el sector y, sobre todo, con los videos de empresa. Muchos no aceptan las críticas aunque estas sean totalmente productivas y otros directamente,  por no escucharlas ni preguntan.

Lo mejor que podemos hacer es buscar a las personas en las que más confiemos, escuchar su consejo y darles el beneficio de la duda, quizás sean capaces de ver algo que a ti se te ha escapado o ayudarte porque tuvieron experiencias muy parecidas.

 

4. Para que esto funcione, lo tengo que hacer yo

Es uno de los peores hábitos que podemos tener no solamente en este sector, y va muy ligado a subestimar el trabajo de otros. Si crees que alguien no puede hacer el trabajo bien, busca a otro profesional antes de intentar hacer un edificio tú solo.

Y sobre todo deja a la gente expresar sus ideas y sus trabajos libremente, quizás algo que tú no veías como posible ellos consiguen hacerlo crecer.

 

5. Trabajar, trabajar y trabajar

Ignorar las necesidades de nuestro cuerpo es uno de los errores que más solemos cometer, nuestra mente necesita descansar, desconectar y no saturarse. Por muchas musas que nos visiten nuestro cuerpo no cuenta con energía ilimitada, o descansamos o seremos improductivos.

Para llegar a ser un gran director, un gran videografo un gran artista en general tienes que conocer antes que nada a tu propio cuerpo para poder sacarle partido. De nada valdrá tener las mejores técnicas y los últimos conocimientos si nuestra mente no es capaz de rendir, está desconcentrada, comete fallos… y todo porque la hemos forzado o no hemos aprovechado nuestros momentos diarios de mayor concentración.

Carmen

Comentarios cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies