Tularemia: complicaciones y prevención

Tularemia: complicaciones y prevención

La Tularemia es una enfermedad puede llegar a ser mortal si no es debidamente tratada. Pueden llegar a presentarse problemas médicos graves que puedan poner en riesgo la vida de la persona o del animal.

Se deben tomar de forma anticipada las medidas adecuadas y necesarias para evitar consecuencias negativas. En los diferentes tipos de tularemia se pueden presentar complicaciones, sobre todo en los que están directamente relacionados con la parte pulmonar.

Aplicando las medidas de prevención requeridas se pueden evitar problemas de salud. Es por eso que a continuación te damos algunas informaciones acerca del tema.

Complicaciones de la Tularemia

Son muchas las complicaciones que pueden presentarse con la presencia de la Tularemia presente en un organismo. Entre los indicios más sencillos como fiebre, afección en ojos, en la piel, entre otros, existen dificultades relacionadas con estos.

Puede presentarse inflamación de los pulmones, lo que puede ser el detonante de una neumonía (insuficiencia respiratoria), infección en el entorno cerebral y medula espinal, lo que puede traducirse como una meningitis.

Es posible que, entre las complicaciones, este presente también una pericarditis, la cual se produce por una irritación e hinchazón del revestimiento delgado del corazón o una osteomielitis (contaminación ósea).

Prevención

Protección (referente al área)

De acuerdo al área en que se habita, es conveniente colocarse ropa que proteja la piel (franelas manga largas, pantalones largos y zapatos cerrados), así como también repelente de insectos como las garrapatas.

Protección según la ocupación

Si se está en el trabajo de la jardinería, es preciso tener en cuenta que, al realizar levantamiento de tierra, se pueden inhalar las bacterias que están en el suelo, por lo que es adecuado utilizar mascarillas protectoras.

Protección referente al contacto con animales

Es conveniente que después de manipular animales salvajes, uno debe lavarse correctamente las manos con agua y jabón, así como también se debe proteger a los animales domésticos (mascotas) para que estos no estén expuestos a las picaduras o a contactos no adecuados con otros animales.

Por último, es importante la prevención de esta enfermedad para poder evitar las complicaciones presentes, ya que no existe vacuna alguna para evitar la Tularemia.

Tanto los seres humanos como los animales domésticos o salvajes están expuestos a la bacteria que causa la enfermedad, y es por eso que se deben tomar las medidas necesarias. De hecho, esto es algo que comparte con la enfermedad de Lyme.

Carmen

Comentarios cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies